¿Qué es el acero quirúrgico?

El acero inoxidable quirúrgico es una variedad de acero inoxidable, una aleación a base de hierro que contiene cromo, níquel, molibdeno y pequeñas cantidades de carbono. El grado 316L o acero quirúrgico es la forma de acero inoxidable más utilizada para aplicaciones médicas y ortopédicas ya que no se oxida, no se oscurece y no produce alergias en la piel.

Diferencias con el acero inoxidable

La principal diferencia es que los aceros quirúrgicos son los que tienen la mayor cantidad de resistencia a la corrosión. Los tipos más comunes que se componen de alrededor de un 3% de molibdeno, lo que evita que se corroa.

Por otro lado, la aplicación del acero inoxidable es más amplia y se utiliza en más campos mientras que el uso del acero quirúrgico está más enfocado a aplicaciones médicas o a la creación de artículos para cirugías.

Continuar leyendo

¿Qué es el acero aleado?

Debido a sus propiedades, el acero puede usarse en cualquier ámbito (puentes, construcción, medios de transporte, maquinaria industrial...), siendo el metal más utilizado del mundo, además de tratarse de altamente reciclabe y reutilizable. Por ello, se estima un gran crecimiento en el futuro en esta industria, que produjo el año pasado en España 14,2 millones de toneladas, lo que supone un 27% más que el año anterior y un 4,4% más que en 2019, según datos publicados por la patronal del sector, Unesid

El acero aleado es aquel que se forma cuando el acero al carbono se combina con cualquier otro elemento de aleación con el objetivo de mejorar sus propiedades físicas, mecánicas o químicas. Estas aleaciones oscilan entre el 1% y el 50% y logran diferentes resultados dependiendo de la presencia o ausencia de otros metales.

Hay dos tipos de acero aleado: baja y alta aleación. Los primeros son los que tienen hassta un 8% de elementos combinados mientras que los aceros de alta aleación tienen más del 8% de componentes.

Continuar leyendo

El tubo de hierro en la construcción: ventajas y usos

 

El hierro es uno de los metales más empleados en el mundo de la construcción. Su dureza, el precio asequible y la posibilidad de utilizarlo en diferentes formatos lo convierten en un material prácticamente único. 

En esta ocasión queremos hablar sobre los tubos de hierro, unas piezas muy versátiles que tienen diversos usos en la construcción.

Características de los tubos de hierro

Un tubo de hierro es una pieza hueca, con los extremos abiertos y que puede adoptar diferentes formas: redonda, cuadrada, rectangular y ovalada. 

El tubo cuadrado, por ejemplo, se utiliza la construcción de edificios, barandillas o postes de señalización. Mientras que los redondos se utilizan más en tuberías, maquinaria, balcones, etc. 

Continuar leyendo

Qué aceros resisten a la corrosión

La resistencia a la corrosión del acero viene dada por el tipo de aleaciones que contiene y la presencia de diversos componentes como el níquel o el cromo. Estos le aportan la dureza y ductibilidad suficientes para soportar los efectos de todo tipo de ambientes.

Pero... ¿en qué medida deben aparecer el cromo y el níquel para crear aceros inoxidables?

Aleaciones para la resistencia a la corrosión

El elemento aleado más influyente en la resistencia a la corrosión, como hemos dicho, es el cromo. Crea una capa de óxido muy fina que protege la pieza y evita que se produzcan daños en ella. Cuando esta cobertura se pierde, por un ambiente demasiado agresivo, es cuando el acero queda expuesto y se produce la corrosión.

Por lo tanto, para ambientes húmedos de ciudad se recomienda un 12% de como para impedir la corrosión. En temperaturas elevadas es necesario utilizar porcentajes superiores que pueden llegar a situarse en un 30%.

Continuar leyendo

El acero como material de construcción

El acero presenta unas propiedades que prácticamente ningún otro material ha logrado equiparar, por lo que su uso en la construcción es muy común. Es ideal para crear edificios en altura, puentes, torres de transmisión de energía, plataformas marinas, etc.

A continuación veremos en profundidad en qué consisten esas propiedades que lo hacen único, qué tipos hay y qué ventajas ofrece en la construcción.

El acero en la construcción

El acero es uno de los materiales más versátiles y adaptables por lo que ofrece unas prestaciones ideales para la construcción: resistencia y trabajabilidad a través del calor, las aleaciones o el trabajo mecánico.

Así, el acero fue el primer metal en utilizarse en la industria y después pasó a la construcción. Las primeras estructuras metálicas surgieron alrededor de 1800 en forma de puentes. Pero, pocos años más tarde, en 1887, ya se construyó en Chicago un edificio de 12 plantas y en 1931 se inauguró en Nueva York el Empire State Building con 379 metros de altura repartidos en 85 plantas.

Continuar leyendo